Redes Sociales y Desconfianza

¿Que opinan los internautas de los contenidos en REDES SOCIALES? ¿DESCONFIANZA?

Varios estudios demuestran que los contenidos compartidos por las marcas, son irrelevantes en un 49% y un 53% desconfía.

¿Cuanto tiempo le dedican a dichos contenidos? sabiendo el impacto que pueden llegar a tener ¿Por qué no son importantes para el internauta? ¿Realmente son necesarios?

Bueno empezando por la ultima pregunta, SI, tienes que estar en las redes sociales, pero, no estar por estar.

Si bien las redes sociales son el medio de comunicación más utilizado, es lógico que podamos pensar que está tan masificado que realmente no valga la pena, pero con muy poquito y teniendo muy claro a quien va dirigido, podemos conseguir el retorno económico que estamos buscando.

 

El problema de este tipo de contenidos es la DESCONFIANZA que empieza a provocar, anuncios sin ningún tipo de profundidad ni utilidad, incluso son tan perfeccionistas que la gente no se los cree.

 

Ademas preocupa una cosa, ¿cual es el grado de preocupación a través de las famosas COOKIES sabiendo que todo lo que hacemos en nuestros muros, queda registrado para luego ser utilizado por las marcas en el uso de nuevas formulas de captación.

 

Tenemos que dedicarle tiempo a subir ese contenido inteligente, que pueda ser de utilidad para el consumidor, sabemos que no siempre tendrá el éxito esperado, pero al menos evitemos que sea contraproducente.

 

Como siempre ejemplos, en este caso de opinión:

Muchas empresas del sector asegurador y financiero, trabajan “prometiendo y garantizando” su gran rentabilidad en los productos, añadiéndole siempre una seguridad infranqueable. Bajo mi humilde opinión,  ¿no seria mejor contar todo? el cliente elige, el cliente confía.

Otro ejemplo, lo pongo con una compañía de viajes, la cual, como se te ocurra meterte en su pagina o aplicación, te avasallarán con nuevo contenidos de viajes y ofertas. ¿Es necesario? para mi empieza a ser molesto, y no me gusta este “acoso” por parte de la compañía.

 

No caigáis en lo que el cliente espera, trabajar en sorprenderle.

Acerca del autor

>